Durante el curso 2015- 2016 comenzamos nuestra andadura con el Proyecto Lingüístico para intentar dar solución a distintas problemáticas que acuciaba nuestra Comunidad Educativa, ya que el alumnado de nuestro Centro presenta dificultades en lo referente a las Competencias Lingüísticas en todas las áreas, destacando tres aspectos muy concretos:

  Lectura: Nos resulta preocupante el poco interés que muestran por la lectura lo cual genera grandes dificultades en esta destreza, como pueden ser la falta de entonación, rapidez y comprensión.

        Comprensión de textos  orales y escritos: Muestran serias dificultades en el reconocimiento de la idea principal de un texto, sobre todo a la hora de realizar el resumen del mismo. Les cuesta entender el lenguaje figurado y carecen de vocabulario amplio y específico que les permita desenvolverse en la situación comunicativa en la que se encuentran.

         Expresión oral y escrita: En esta destreza la problemática es muy amplia:

  • Realizan textos sin coherencia, les cuesta mantener una temática que sirva como hilo conductor y no la presentan siguiendo un orden lógico.
  • No suelen estar cohesionados, falta absoluta de conectores en los textos y repeticiones continuas de las mismas palabras.
  • No se adecúan al registro, no suelen tener en cuenta quien es su interlocutor.

 

   A todo ello debemos sumar que cuando se trata de un texto escrito aparecen más problemas que se deben subsanar:

  • Falta de adecuación a nivel formal: Presentación desordenada, sin respetar márgenes, no hacen sangría…
  • Presentan gran cantidad de faltas de ortografía y además parecen no darle importancia a este tipo de errores.

 

A día de hoy, ya en el segundo año de nuestro Proyecto Lingüístico, seguimos trabajando para intentar mejorar las destrezas lingüísticas de nuestro alumnado. Nuestro planteamiento de trabajo a la hora de intentar solventar esta problemática tan generalizada en e el Centro se basa en abordar estos tres aspectos de forma paulatina:

 

Primer año del PLC, curso 2015-2016:

 

  • Nos planteamos este proyecto a nivel local, de forma que tanto el IES La Campana como el CEIP Bernardo Barco comenzaron esta andadura juntos para intentar establecer unas líneas de actuación comunes.

 

  • A nivel de centro  nos marcamos dos grandes objetivos:

                 - El tratamiento de la lectura

                 - La comprensión escrita.

 

Para comenzar a abordar estos grandes objetivos decidimos optar por recopilar lo que ya se hacía en nuestro instituto e implementarlo: itinerario lector con su seguimiento trimestral, plan lector, tratamiento de la diversidad…

Por otro lado, consensuamos distintos tipos de documentos y establecimos modelos comunes de presentación de trabajos, tanto manuscritos como realizados a ordenador, creamos una cabecera de exámenes común y establecimos unas normas básicas de presentación de exámenes.

 

  Segundo año del PLC, curso 2016-2017:

 

  • Aunque oficialmente nuestro proyecto lingüístico ya no es local porque el CEIP Bernardo Barco ya no continúa en su andadura, extraoficialmente intentaremos que siga latente la comunicación y el consenso en lo que se refiere a distintos planteamientos del tratamiento de las destrezas lingüísticas.

 

  • A nivel de centro nos planteamos no abandonar las líneas que se marcaron el año anterior y sumar una más, de forma que trabajaremos las siguientes:

 

            - El tratamiento de la lectura.

            - La comprensión escrita.

            - La expresión escrita.

 

Somos conscientes de que la mejora de las destrezas ligüísticas constituye un proceso lento y su problemática no puede solucionarse de forma definitiva en los tres años que dura el Proyecto Lingüístico, pero consideramos que éste nos está ayudando a establecer unas líneas comunes de trabajo y contribuye a que todos entendamos que el desarrollo de la competencia lingüística del alumnado de ESO no depende exclusivamente del número de horas de la asignatura de Lengua, depende mucho más del celo con que todo el profesorado cuide y fomente la idoneidad del discurso oral y escrito en el que se desenvuelven sus respectivas materias. Y, mucho más aún, el manejo del idioma depende sobre todo del grado en que todos logremos encender en nuestros alumnos y alumnas el gusto por la lectura.